lunes, 29 de diciembre de 2008

El Presidente de Aragón ha asistido a la firma del convenio para la puesta en marcha del Centro de Experimentación e Investigación en Truficultura en Graus

 
El convenio ha sido suscrito por el Gobierno de Aragón, la Diputación de Huesca, la Comarca de la Ribagorza y el Ayuntamiento de Graus
 
 
Fotografia relacionada con la nota de prensa

El Presidente de Aragón,  Marcelino Iglesias, acompañado por la consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad, Pilar Ventura, ha asistido hoy a la firma del convenio para la puesta en marcha y funcionamiento del Centro de Experimentación e Investigación de la Truficultura en Graus. El Centro nace para impulsar del sector de la trufa en Aragón Comunidad en la que se obtiene más de la mitad de la trufa negra que se produce en España- al objeto de convertirlo en una actividad económica que favorezca el asentamiento de población en el medio rural.

 

Marcelino Iglesias ha subrayado la importancia de este convenio, que ha sido suscrito por la Diputación de Huesca,  el Gobierno de Aragón a través del CITA, la Comarca de la Ribagorza y el Ayuntamiento de Graus. De esa conjunción entre las instituciones, entre los productores y los investigadores ha señalado el Presidente- sacaremos un futuro importante para esta producción. Es una producción pequeña, pero que nos puede ayudar a aprovechar terrenos marginales, que puede ayudar a reforestar nuestros montes y puede ayudar a las economías .

 

El Presidente de Aragón ha afirmado que para que el sector de la trufa, que es pequeño, tenga futuro, es necesario investigar; tenemos que saber  cómo se reproduce, en qué terrenos, etc. Lo que si sabemos  es que hay mercado y cuanto más se conozca más mercado habrá .

 

Tras la firma, el Presidente ha visitado las instalaciones del Centro, que están ubicadas en un terreno de 6,5 hectáreas cedido por el Ayuntamiento de Graus a la Diputación de Huesca. En este espacio se ha construido un edificio dotado de laboratorio,  sala de reuniones, servicios, despachos y vestuarios, además de un vivero experimental de planta micorrizada con trufa negra, cuya inversión asciende a cerca de un  millón de euros.

 

Al acto ha asistido también el Presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, quien ha destacado la importancia de la implicación de cuatro instituciones en el convenio. Nos posicionamos en la punta de lanza de lo que es la investigación en truficultura en nuestro país, y este Centro dará mucho que hablar . Cosculluela ha destacado la participación del CITA y de los truficultores en el desarrollo de este convenio.


El Centro, que comenzará su actividad en unos meses, incluirá parcelas de ensayo donde se llevarán a cabo prácticas diseñadas por técnicos especialistas en truficultura con el fin de evaluar diversos aspectos de interés para el cultivo de la trufa y hacer seguimientos del control de calidad y denominación de origen de la trufa producida en el Alto Aragón.

 

Las plantaciones truferas surgen recientemente, debido al descenso de la trufa natural o espontánea, como posible alternativa al panorama agrícola actual. Desde 2002,  la Diputación de Huesca hace un importante esfuerzo para fomentar el cultivo de la trufa  concediendo ayudas para adecuar las plantaciones. En la actualidad, en la provincia de Huesca hay casi 800 hectáreas de cultivo.

El Gobierno de Aragón aportó 512.000 euros para construir el Centro de Experimentación e Investigación de la Truficultura de Graus mediante un convenio suscrito en 2006.

 

El  CITA (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón), que ha desarrollado varios proyectos de investigación en el campo de la truficultura, aportará su experiencia, conocimientos y avances conseguidos en la investigación de este tipo de cultivo. Se ocupará de la dirección científica del Centro y ofrecerá la asistencia técnica necesaria. Coordinará y dirigirá el equipo de trabajo, formará al personal y diseñará los procedimientos científicos más adecuados para las experiencias que se desarrollen.

No hay comentarios: