martes, 8 de febrero de 2011

Hoy arranca en Graus el programa de actos del centenario de la muerte de Joaquín Costa

El comisario del centenario, Cristóbal Gómez, repasa en notas generales la figura del intelectual aragonés

Conocer a Joaquín Costa es fundamental para entender lo que ha pasado en España en el siglo XX . Con estas palabras se refiere al intelectual aragonés el comisario del centenario de la muerte de Joaquín Costa, Cristóbal Gómez. Hoy se inicia esta conmemoración con una serie de actos que tendrán lugar en Graus, con la asistencia del presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, y de los consejeros de Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio Silva, y de Educación, Cultura y Deporte, María Victoria Broto.
 
Repasando la figura de este emblemático estudioso, Gómez destaca que Costa realizó un diagnóstico sobre España que determinaba porqué no era una nación moderna. Él vivió con dolor ese atraso y, a diferencia de otros pensadores de la época, acometió una labor gigantesca de profundizar en la naturaleza y en las raíces de ese atraso , comenta, apuntando que fue esta situación la que le llevó a estudiar economía, historia, geografía, política, derecho& con el objetivo de buscar argumentos para explicar el proceso y el devenir de la historia contemporánea.
 
Gómez subraya que el diagnóstico que realiza del país fue muy polémico . Un análisis que Costa plasmó después de la I República. El comisario señala a este respecto que fue muy crítico con el sistema político de la Restauración y, de este sistema de monarquía parlamentaria, aseguró que solamente era democrático en apariencia, puesto que las elecciones eran falseadas y realmente era un sistema oligárquico.
 
Este modo de analizar la historia fue muy novedoso por dos motivos: porque Costa basó su estudio en una perspectiva sociológica y porque lanza su proyecto de reformas. Sobre ello, el comisario de este centenario recalca que el ámbito de reformismo de este pensador no se limitó a la política general, sino que también desarrolló medidas aplicadas: Es el único pensador que ocupándose de temas generales se preocupó por políticas concretas .
 
Resulta que todas las medidas concretas que él propuso se estaban haciendo en Europa, unas propuestas que influyeron en todas las reformas que se han hecho en el siglo XX , asevera Gómez. Tanto es así, prosigue, que, como explican algunos intelectuales de la época, gran parte de las medidas reformistas ejecutadas en la II República estuvieron inspiradas en Costa. Ejemplos de ello son la política hidráulica, social y educativa de dicho período. Su programa de modernización era viable desde el punto de vista teórico, pero su desesperación fue que la oposición procedía del sistema de poder imperante en esa España. Los grandes latifundistas o terratenientes eran los propios opositores a las mejoras hidráulicas o agrícolas , apunta Gómez.
 
Además, Gómez subraya que Costa también fue pionero en otros ámbitos. De este modo, fue una de las pocas voces que se levantó a favor de la autonomía de Cuba, así como el primero en presentar un proyecto de geografía comercial.
 
Su proyecto de reforma política se caracterizó por que asegura que no se puede hacer una democracia sólida si no hay una justicia social previa, una idea que él mismo resumió en la frase: Quien tiene la llave del estómago tiene la llave de las conciencias . Con estas ideas, Gómez concluye que Costa defendió que sin un mínimo de bienestar material la gente no podía ejercer los derechos políticos, aunque los tuvieran reconocidos .



--
Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión



No hay comentarios: